© 2008 Autovial Albacete, S.L.

(+34) 967 193 408

Calle B, Nº 1 Polígono Industrial Campollano

02007 Albacete

España

Localización

   Los Orígenes

 

Autovial Albacete fundado en 2008 por Javier Felipe y Antonio Alfaro, nació como un pequeño taller multimarca en la Avenida Primera del Polígono Industrial Campollano de Albacete.

 

En 2015, dispuestos a no quedarnos atrás sino a avanzar y crecer con los tiempos, la empresa se lanzó a la aventura de construir un nuevo taller, el resultado de tal esfuerzo fue, y es, una Nave-Taller de 1.200 metros cuadrados en situada en la Calle B del mismo Polígono y equipada  con los más modernos componentes y herramientas, a la altura de los mejores talleres de cualquier marca.

Nuestras instalaciones están también equipadas con todo tipo de herramientas manuales, eléctricas, hidráulicas y neumáticas, así como con varias oficinas climatizadas, sala de espera, cuarto de baño para clientes, extractores de gases, doble techo aislante, extintores, suelo fregable y señalizado, paredes de pintura blanca ignífuga renovada periódicamente, techos extra-altos, potente iluminación general por fases y todas las comodidades posibles para el confort de los clientes y para que los operarios trabajen en las mejores condiciones de luz, temperatura y comodidad.

Además, ponemos un cuidado especialmente celoso en el tratamiento, almacenaje y destino de todos los residuos.

 

El oficio de reparar vehículos se ha hecho cada vez más complejo y un buen profesional tiene que acumular y actualizar sus conocimientos periódicamente, de ahí que la formación de nuestros oficiales sea constante. 

Éste cuidado en mantenernos al día en las más modernas técnicas y materiales nos ha convertido en un taller multimarca capaz de ofrecer una calidad igual a la mayoría de los talleres oficiales ligados a una marca. 

El trato cercano al cliente y la búsqueda de las mejores soluciones para cada reparación ha hecho el resto, por eso seguimos aquí, dando el mejor servicio posible a todos nuestros clientes de siempre, y haciendo nuevos amigos y clientes continuamente.

  Los nuevos retos

El proceso de Pintura

 

Como en todo lo referente a la reparación del automóvil, el proceso de pinturas se ha ido volviendo más complejo y delicado con los años. Han surgido normativas más rígidas sobre Medio Ambiente, lo que ha propiciado la aparición de nuevos tipos de pintura (Base Agua) con los que hemos tenido que aprender a convivir.

Con la aparición de nuevos materiales en el segmento como la amplia variedad de plásticos y el aluminio, que se introdujeron como solución para reducir el peso de las carrocerías y con el objetivo de conseguir un consumo de combustible cada vez mas reducido, se ha propiciado que nos veamos inmersos en un aprendizaje continuo sobre el uso y aplicación correctos sobre estos nuevos materiales con características y peculiaridades propias, que han ido ganando prestigio merced al detalle y la calidad de acabados en sus reparaciones.

La introducción de las pintura Base Agua, barnices, antioxidantes y la propia imprimación (capa protectora que se aplica previamente al color), se han ido volviendo más complejas en propiedades y preparación ya que todas las marcas ofrecen una o varias opciones, con lo cual hay que tener muy claro cual es la mejor opción para mantener los estándares de calidad en lo más alto.

Nuevas averías mecánicas


En la mecánica es donde se ha hecho más tangible la evolución del automóvil en cuanto a complejidad. Primero aparecieron los turbos y los motores de inyección, después los frenos ABS, las cajas de cambio automáticas, los catalizadores... Y así hasta la electromecánica y los ordenadores de a bordo.

El mecánico se encuentra constantemente con nuevos retos en las reparaciones y puestas a punto que le mantienen en una evolución paralela a la de los vehículos, cada vez más modernos y cargados en prestaciones, pero también más delicados y exigentes necesitados de cabezas centradas, manos precisas y el apoyo indispensable de le software mas actualizado. 

Nueva forma de trabajar la chapa


Más allá de las líneas, cada vez más estilizadas, redondeadas y complejas, el oficio de chapista también ha evolucionado bastante a lo largo de estos años y ya no es tanto la fuerza bruta como el conocimiento de los vehículos, su construcción y el adecuado manejo de las nuevas herramientas y materiales lo que hace que las reparaciones sean de calidad.

Nuevas funciones y nuevas técnicas le competen ahora al Oficial de chapa, como la sustitución o reparación de lunas, el cambio de piezas como paños de puerta, aletas, y hoy día cada vez más los cambios parciales de algunas piezas, lo que requiere corte, tratamiento de cavidades, soldadura, etc...

El chapista, quien es además el encargado de desmontar y montar las piezas necesarias para la reparación, cuenta en nuestras instalaciones con un espacio para guardar dichas piezas hasta su re-montaje, en orden y a salvo de golpes y pérdidas accidentales, así como con carros de transporte para agilizar el movimiento de las mismas.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now